viernes, 12 de octubre de 2012

Fábula del piojo y el elefante


El piojo, que envidiaba
al elefante enorme,
nunca estuvo conforme
con su cuerpo y gritaba,
y con gritar pensaba
equilibrar la cosa,
la cosa quisicosa,
de ser tan pequeñajo.

De este modo distrajo
su existencia engañosa.


Estuvo así un rato enorme…
“¿Enorme?” Y se fue conforme.


No hay comentarios: