jueves, 21 de febrero de 2013

Fábula del bolígrafo y el lapicero


Bolígrafo y lapicero
se ven después de algún tiempo.
Bolígrafo, como siempre.
Lapicero se sorprende,
porque él sí parece viejo.

“Por ti no pasan los años,
sigues brillante y tan alto…
En cambio yo, ya me ves,
sé que pronto moriré
de sucio, roído y gastado”.

El bolígrafo, correcto,
responde con desaliento:
“Tú me ves con buena pinta,
pero apenas tengo tinta.
La procesión va por dentro”.


No hay comentarios: