martes, 24 de febrero de 2015

Animar a leer, animar a escribir (V)


Algunas cualidades del animador a la lectura:
  • Ser buen lector y leer.
  • Conocer la LIJ o cuando menos el texto que animará a leer.
  • Programar con detenimiento las actividades: texto, objetivos, técnica, evaluación.
  • No imponer su propia lectura, sino facilitar la del niño.
  • Fomentar la participación, no la competición.
  • Llamar la atención sobre las cualidaddes del buen lector de que hablaba Nabokov, para potenciarlas: Imaginación, Memoria, Diccionario, Sentido artístico.

Una consecuencia lógica de la lectura es la escritura. Y con la escritura...
  • Utilizamos un vehículo ideal para reflexionar sobre el texto leído y conocer todos los elementos que lo conforman: todos y cada uno de los elementos que intervienen en la elaboración de un cuento o de un poema son fruto de otro cuento u otro poema.
  • Nos asomamos “al otro lado”, al lado del escritor, y jugamos a ser escritor inventando nuevos textos.
  • Perdemos el miedo al texto porque deja de ser algo intocable, serio y ajeno.
  • Hacemos propio el texto que nos ofrece los instrumentos necesarios para expresarnos.
  • Mostramos algo de nosotros mismos y, por tanto, hacemos cómplices a los lectores.


No hay comentarios: